1 abr. 2015

Pequeño cazadragones

Érase una vez... un pequeño cazadragones.
Nació, y su tío, fiel seguidor de la saga de Dragonlance, quiso que siguiera su camino de cazadragones para el que estaba destinado y para ello, llamó a dos tejedoras del reino, que crearían un ajuar único para él. Esas tejedoras somos Chibiru, y una servidora.
Chibiru tejió una preciosa (y enorme!) manta con un escudo gris y el dragón rojo de su casa, para que durmiera abrigado bajo su custodia. Un babero, para sus dignas y reales comidas y unos patucos para que sus pies no tocaran la nieve del crudo invierno. Lamentablemente, una tarjeta de memoria maligna, un artefacto oscuro de inmenso poder corrompió toda imagen que teníamos del ajuar completo.
Por mi parte, añadí un pequeño dragón bebé, para que se entrenara en las nobles artes de cazar y adiestrar dragones y un casco, para que estuviera siempre protegido (y calentito).




Si tienes un pequeño cazadragones, una princesa, un duende, una valiente arquera, una reina o un rey de la casa y quieres un ajuar digno de tu pequeño héroe o heroína, ya sabes, sólo usa el formulario de más arriba y las dos tejedoras saldrán en tu búsqueda!

4 comentarios:

Chibiru´s dijo...

Los malignos dioses del azar nos fastidiaron bien, pero tranquila, que algo podré hacer para remediarlo, será un arduo trabajo pero lo conseguiremos!

MJ SG dijo...

jajaja, buena crónica y mejores trabajos!

Kary dijo...

ay que ternura de dragón!!

Yurena (Con Agujas y a lo Loco) dijo...

¡Preciosos trabajos! felices pascuas un saludo