14 oct. 2014

La Madriguera: Espacios con ♥


Desde que me enteré de la apertura en el centro de Granada de La Madriguera estaba deseando poder hacer un hueco en mi nuevo (y caótico) horario laboral para escaparme. Había visto avances y fotos en facebook, instagram... ¡y me moría de ganas!

Un día salí de trabajar, se alinearon los planetas, se me murió el móvil, comí ramen casero por primera vez, luchamos contra un ordenador cabezón y pude (por fin) acercarme a la Calle Cruz a hacer una visita a Clara (algunos la conoceréis por sus maravillosos muñecos, colgantes y broches Clara Degüé) a ver ese rinconcito que habían montado donde habitan maravillosos artistas, ilustradores y artesanos (la tienda tiene también espacio para el taller de Clara, así que veréis muchas de sus creaciones allí) y donde además de colgantes, estuches, agendas, libretas, papelería... podréis encontrar un montón de materiales para dibujo e ilustración, con marcas como Windsor and Newton, Pentel,  Letraset, Neopiko, Copic, Pilot... vamos, que si os gusta dibujar es parada obligatoria.


Noelia Erre (pedazo de amiga y fotógrafa) y yo nos plantamos allí y nos faltó coger un saco de dormir y acampar, porque fuimos preguntando por material para aprender a hacer caligrafía (compramos plumas, rotuladores y nos volvimos con un pequeño arsenal de novatas) y acabamos colonizando el mostrador, probando plumas y comentando con Clara (que es que hay que decirlo, es un encanto y tuvo una gran paciencia) cuales nos gustaban, probando tintas... y estuvimos totalmente en nuestra salsa.

El sitio es precioso. Como interiorista os lo tengo que decir porque es un entorno muy especial, con ese toque cálido e industrial que le dan los palets de madera, un sitio cuidado y muy, muy original (y la fachada es turquesa! No puedo pedir más!) prueba de que no se necesita un mobiliario super caro para tener un espacio estupendo, si no ser creativo y atreverse a innovar y eso me encantó. Es totalmente mi estilo decorativo, así que entrar allí fue como sentirme un poco en casa.

No pudimos más que hacer unas fotitos (las hizo Noe, mi móvil estaba muerto y en el servicio técnico y mi cámara en casa, así que los méritos a ella) para ir ilustrando esta entrada y contaros lo chula que es La Madriguera, porque se merecen un gran éxito (con toda esta combinación de factores, no dudo que así será), y que si sois de Granada y no os habéis acercado... no perdáis el tiempo y plantaos allí: Os aseguro que vais a salir con algo, fijo, fijo, fijo...
¡Y eso es todo, amigos!